Inicio
Por Paco Martínez /Almería 22 de agosto del 2013 - 18:15
ALMERÍA.- Toro a toro

Puerta Grande para El Juli

Al romperse el paseíllo, como es costumbre en Almería, se tributa a los toreros una cariñosa ovación. Al primero lo torea con suavidad Ponce a la verónica, rematando con una media de gran belleza en la boca de riego. En la suerte de varas se emplea Manolo Quinta en un puyazo rectificando, que deja listo al de Domingo Hernández. El recibo con la muleta con una rodilla genuflexa lleva marca de la casa. El toro colabora con su nobleza y Ponce tira de repertorio por ambos pitones en los medios. El de Chiva conjuga técnica y estética con una faena que concluye con una entera que escupe, y seis golpes de verduguillo perdiendo los trofeos.

Con el segundo se luce El Juli en verónicas y en el quite mixto de tafalleras de mano baja y chicuelinas. En la muleta el toro colabora y el torero se explaya con una faena pletórica de mando, temple y mano baja. Con algún rasgo ojedista. Las manoletinas finales preludian una estocada algo caída que basta que ponen en sus manos las dos orejas que concede el presidente sacando sendos pañuelos a la vez.

Perera sale espoleado en el tercero por la labor de sus predecesores y se gusta en un quite por tafalleras en los medios. Con la roja el extremeño está dominador y estático en el centro del anillo, ligando los pases y pausando las tandas, logrando naturales sueltos de gran pureza. Al final opta por los parones y las manoletinas para concluir una faena que firma de estocada un tanto baja. Se le premia con una oreja.

Tras la merienda, Ponce se enfrenta al que hacía cuarto, un toro protestón que embiste rebrincado y con poca clase. Nadie daba un euro por él, pero estaba el valenciano delante, quien a base de consentir logra que el de Garcigrande medio embista, aunque se desfonde muy rápido, por lo que desencantado, Ponce coge la tizona recetando un bajonazo letal, recibiendo una ovación tras ligera petición.

Al blando quinto lo mima El Juli con el percal y lo mide mucho en el caballo. Lleva a cabo un quite por lopecinas que pone al público en pie mientras se rompe las manos de aplaudir. Con la muleta El Juli obliga mucho a su oponente y exprime al de Garcigrande hasta agotarlo en una faena con altibajos, que remata de estocada precedida de un pinchazo, lo que le sirve para cortar una oreja.

El sexto ha sido un toro que embestía con nobleza, al que ha podido recibir Perera con dos cambiados por la espalda muy ajustados, siguiendo con una tanda en redondo, del que ha salido un muletazo extraordinario. A partir de ahí el toro se acaba y no hay lucimiento posible. El extremeño opta por matar de una estocada trasera que es suficiente. Silencio.

 

FICHA DEL FESTEJO

Plaza de Toros de Almería. Segunda de Feria. Tres cuartos de entrada. Se lidian toros de Garcigrande y Domingo Hernández (1 y 3).

Enrique Ponce: silencio y ovación tras petición

El Juli: dos orejas y oreja

Miguel Ángel Perera: oreja y silencio

Apartado de Correos 262
CP: 37080 (Salamanca)
Email: redaccion@burladero.com
Tel. Redacción: 911 412 917 ext. 1
Tel. Administración: 911 412 917 ext.2
Fax: 91 141 21 33
Publicidad: publicidad@burladero.com
Powered by